• Jeff Costa

¿Qué está pasando en la Música Popular Brasileña?

Un país continental y profundamente complejo como Brasil necesitaba una música que no solo explicara, sino que también tradujera el alma de nuestro pueblo. Así surgió la MPB, una que no siempre aparece en los programas de televisión, que sufre mucho para ganarse su espacio en el mercado fonográfico, pero que todavía es adorada por gran parte de la población brasileña. Y si por casualidad, cuando piensas en MPB (Música Popular Brasileira) estás visualizando a João Gilberto sentado tocando su guitarra con su dulce voz, o a Elis Regina cantando canciones muy políticas, compuestas por Chico Buarque, Gilberto Gil y Edu Lobo, bueno, no estás. incorrecto. Pero como veremos en el artículo, MPB hoy se considera mucho más que eso.


Cantante brasileña de forró tecnobrega y pop
Cantante y compositora recifense Duda Beat

SIEMPRE EL NORESTE


Es simplemente imposible hablar de música brasileña y no mencionar el noreste. Esta región de Brasil ha sido, a lo largo de la historia de nuestro país, una especie de Meca de la música popular. Algunos de nuestros ritmos más emblemáticos nacieron en esta región, como la samba, el forró, el coco, el baião, el axé, el frevo, el maracatu, el xaxado, la samba de roda, el arrocha y otros. Si algunos son más regionales y otros más populares, esto no impide que sean apreciados en todos los estados brasileños. Las tierras de Gil, Caetano, Gal, Bethânia y Tom Zé continúan generando músicos increíblemente talentosos, como Duda Beat, de Pernambuco. Con su manera a la vez auténtica y atrevida, Duda le ha dado mucha irreverencia a sus muy bien producidos videoclips, así como a los escenarios en los que pisa, con su MPB algo pop, mezclando ritmos nacionales con beats electrónicos. Esta mezcla es una característica importante de muchos de los artistas mencionados en este artículo.


Así como algunos de los grandes tropicalistas de Bahía fueron nombrados arriba, las nuevas generaciones de estas familias, símbolos de la música brasileña, continúan dando buenos frutos para nuestro MPB, como es el caso de la banda Gilsons, compuesta por un hijo y dos nietos de Gilberto Gil. El trío tiene como referentes a artistas como, obviamente, Gilberto Gil, Caetano Veloso, Novos Baianos, Chico Buarque, Daniela Mercury, Jorge Ben, Paralamas do Sucesso, Olodum, Timbalada, entre otros. Ciertamente estas influencias se reflejan en el primer álbum de la banda, Várias Queixas. Manteniendo viva la música bahiana, con la protección y guía de la espiritualidad afrobrasileña, los Gilson no solo han cautivado a Brasil con sus cálidas melodías y letras, sino también con maravillosas tomas de Bahía y su gente.


Tres cantantes bahianos vestidos en blancos en posturas
José Gil, Francisco Gil y João Gil. Foto: Jessica Leal/Divulgación Gilsons.

Los hijos de Caetano Veloso también siguen sus pasos y presentan la típica delicadeza y poética de su padre, independientemente del ritmo que se propongan aventurar. Los espectáculos realizados por los hermanos junto a su padre son sin duda los que quedarán en la memoria afectiva de muchos amantes de la música brasileña, no solo por su calidad musical sino también por los simbólicos que fueron.


Otros artistas que sacuden la escena salvadoreña son Luedji Luna y Mariene de Castro. Las dos mujeres de Bahía mantienen viva la música afrobrasileña. Fuertemente influenciados por las religiones africanas, los cantantes han hecho que la samba y otros ritmos negros sean cada vez más populares entre las nuevas generaciones. Los videos musicales de ambas artistas son una maravilla.


Cantante bahiana con ropa marron y pelo afro con fondo de naturaleza
Luedji Luna en un imagen promocional para su video de Acalanto

El canal de humor Porta dos Fundos, uno de los más grandes de Brasil, ha dado notoriedad a muchos artistas de la comedia, entre ellos Fábio Porchat y Gregório Duvivier. Una de las comediantes, sin embargo, ganó mayor notoriedad con su carrera musical, hablo de la nativa de Recife Clarice Falcão. Con voz suave, letras relajadas y acordes sencillos, la cantante aporta frescura a la nueva escena MPB con un estilo que ciertamente encuentra influencia en Nara Leão y cantantes de música francesa, como Carla Bruni y Coralie Clément.


Los artistas mencionados hasta ahora dejan en claro la riqueza y sofisticación de la música nororiental actual. Sin embargo, si las letras y los arreglos musicales de Barões da Pisadinha y João Gomes quizás no sean tan sofisticados, ellos son los verdaderos reyes de Internet. El rotundo éxito de los cantantes de forró, tecnobrega, vaquejada y piseiro ha conquistado el Internet con millones de visualizaciones en YouTube y reproducciones en Spotify, demostrando siempre que la música popular no es necesariamente de erudición. Lo que hace popular a la música brasileña está mucho más relacionado con su alcance en la sociedad, y esta hazaña está directamente asociada con el funk carioca, el sertanejo y estos ritmos antes mencionados, rompiendo así los límites impuestos principalmente por los críticos musicales que intentan definir la MPB y ponerla en una caja.


MI NACIÓN SE LLAMA CARIMBÓ


Sorprendentemente, la región Norte es todavía poco conocida por el resto del país, incluso entre los jóvenes, ya sean de clase media o de la periferia, de grandes ciudades como São Paulo y Río de Janeiro. Quién no recuerda cuando un integrante de esa banda formada por cuatro jóvenes paulistas, por desconocimiento, comentó sobre tocar en el estado de Amazonas: "Yo quería tocar en Amazonas. Imagínese, tocando en medio del bosque, ni siquiera sé cómo es la audiencia allí. No sé ni siquiera hay gente civilizada, civilización ". En lugar de criticar a los jóvenes, prefiero problematizar la educación brasileña, que es muy eurocéntrica y no amplía la visión de nuestros jóvenes sobre nuestro país. Hay espacios culturales como SESC y colectivos de cultura popular dentro de la ciudad, sin embargo, que ayudan a introducir otros ritmos a nuestros jóvenes, y yo me quedo con ellos, al fin y al cabo, soy educador, ¿no? Así que ven aquí, Thomas, y veamos qué está pasando en el norte.


Sin duda, la escena musical norteña está representada principalmente por Pará. Además del açaí, el estado exporta mucha música, como es el ejemplo del calipso (¿quién nunca ha visto a Joelma moviéndose el pelo en la tele?), Del tecnobrega que mece animan las fiestas del estado y claro, el ritmo que define a Pará, el carimbó, teniendo como principal representante a la legendaria Dona Onete. Esta mujer, ahora de 82 años, sigue manteniendo vivo el ritmo y colabora con varios artistas de Pará y otras partes de Brasil.


Una de las artistas más destacadas hoy en Pará es Gaby Amarantos, quien además de cantante presenta el programa Saia Justa en el canal GNT junto a Pitty, Rita Von Hunty, Astrid Fontenelle y Mônica Martelli. La cantante logró enorme proyección nacional con su primer disco, llevando el tecnobrega al sureste y a la televisión. Hoy Gaby sigue en activo y ha colaborado con Duda Beat, Jaloo (otro cantante de Pará), Liniker y Potyguara Bardo.


Por el lado del carimbó y la guitarra, los artistas más destacados en la actualidad son Aíla y Felipe Cordeiro. Ambos ya han colaborado con Dona Onete, exaltando a la reina del carimbó y manteniendo vivo el ritmo.


LA ESCENA MUSICAL DRAG


El arte drag nunca ha estado tan de moda. Tras el lanzamiento del reality show RuPaul's Drag Race en 2009, presentado por la drag queen estadounidense RuPaul, esta expresión artística ha estado presente en los más diversos hogares y también ha animado a jóvenes y adultos de todo el mundo a invertir en esta carrera. Si bien los artistas de este certamen se hacen mundialmente famosos tras participar en el programa, ninguno de ellos, ni siquiera la propia presentadora, tiene tanto éxito en el panorama musical como las draga brasileñas.


Que Brasil es un país de contradicciones, eso ya lo conocemos, por lo el hecho que las drags, en su mayoría hombres homosexuales, tengan tanto éxito en el país comete más crímenes contra la comunidad LGBT, no es tan sorprendente. Con letras de empoderamiento, amor y libertad sexual, las drag queens participan con frecuencia en programas de televisión y reciben millones de visualizaciones en YouTube y millones más de reproducciones en Spotify.


Draga brasileña de peluca y maquillaje en una cerimonia de premio musical de MTV en Estados Unidos
Pabllo Vittar recibiendo el premio de MTV EMA

Pabllo Vittar es la drag más famosa de Brasil y la más vista y tocada en todo el mundo. Nacida en Maranhão, creada en Pará, Pabllo comanda las pistas de baile con ritmos pop llenos de influencias regionales brasileñas, como el forró, el calypso y el tecbobrega. Siempre transmitiendo mensajes de amor y aceptación, ha estado rompiendo fronteras y empoderando a los jóvenes que están tratando de comprender su sexualidad y no saben cómo encontrar la fuerza para vivir con autenticidad. Pabllo también fue la primera Drag Queen en ganar un premio en los MTV EMA.


Gloria Groove es otro gran nombre en el arte drag. Con un estilo periférico, Glória invierte más en la música negra, desde el R&B hasta el funk, llevando al público a tener una catarsis, ya sea en su show o incluso en una discoteca. Su nuevo video, A Queda, lanzado en octubre, aborda el tema de la cancelación que ella misma sufre y que muchos otros artistas sufren por algún error que cometieron. Contradictoriamente, una canción sobre su caída se ha convertido en uno de sus mayores éxitos, mostrando que la cancelación suele ser incitada por una minoría, y es a manos de esa minoría que tiende a comenzar la violencia.


TRANS EN EL CENTRO DE ATENCIÓN


Nunca en la historia de este país las personas LGBTQIA+ habían estado tan representadas en las artes. Como se mencionó anteriormente, las contradicciones brasileñas se reafirman una vez más cuando las mujeres trans han conquistado roles prominentes en la música.


Las paulistas Linn da Quebrada y Liniker, ambas mujeres trans y negras, aseguraron su espacio en la escena musical con sus canciones contundentes y poéticas, de empoderamiento, hermandad con otras mujeres, ascendencia y sanación. Esta representación ha traspasado fronteras y en las letras y videos de las artistas se pueden ver mujeres trans y travestis de todo el mundo.


Otra banda formada en São Paulo, As Baías, compuesta por Assucena Assucena y Raquel Virgínia (ambas mujeres trans) y Rafael Acerbi (hombre cis) se destacan en la escena musical nacional. Los tres se conocieron en el curso de historia de la USP (Universidad de São Paulo) y se unieron para fundar este trío que mezcla MPB, Rock y R&B con influencias que van desde Gal Costa y Clube da Esquina hasta Amy Winehouse. En 2019, el grupo fue nominado a un Grammy Latino por el álbum Tarântula, la primera vez que cantantes trans compitieron por un premio en ceremonia.


QUÉ ESTÁ PASANDO EN LA ESCENA 'TRADICIONAL'


Se acordó asociar MPB con la voz y la guitarra, además de algunos otros instrumentos que traducen nuestro carácter brasileño. Los artistas de estos inicios son Chico Buarque, João Gilberto, Elis Regina, entre otros. Con la llegada de los tropicalistas en la década de 1960, esta visión cambió por completo, dando paso a mucha más experimentación. Sin embargo, hay artistas que siguen esta forma considerada tradicional de MPB, aunque experimentan.


Silva, Marcelo Jeneci y Castello Branco son tres de los muchachos de esta ola. Silva, aunque haya empezado con voz y toque de guitarra, se convirtió en algo así como el rey de las parcerías, mezclando su dulce voz con la de artistas de los más variados estilos, como Ludmila, Anitta, Ivete Sangalo, Fernanda Takai y Criolo. Jeneci, el precursor entre los tres, lanzó su primer EP en 2010, cuando Internet aún no estaba acostumbrado a la idea de tener ese MPB más tradicional tocando repetidamente en MTV y YouTube. El músico fue realmente un éxito, y de alguna manera abrió el camino a los artistas que vendrían después, como es el caso de Castello Branco, que lanzó su primer disco tres años después, también con un toque de voz y guitarra y con rasgos particulares de su poética y su musicalidad.


Dibujo sencillo de una chica con pelo suelto e ropa verde y roja
Capa del disco Efêmera de Tulipa Ruíz

Al igual que los chicos, también surgieron a la vez cantantes y compositores de gran talento, como Tulipa Ruiz, Vanessa da Mata y Céu. Tulipa, como Jeneci, puede ser considerada una de las precursoras de esta vertiente de MPB. Con una voz sumamente dulce y aguda, la músico de Santos nos llena de cariño el corazón con sus dulces versos. Vanessa da Mata de Mato Grosso es uno de los símbolos más icónicos de esta nueva generación. Con su cabello afro siempre suelto, la cantante deleita corazones con sus románticas y provocativas composiciones. Desde São Paulo, la cantante Céu es algo más experimental y ya subvirtió esta MPB que comenzaba a reaparecer con letras y videoclips intrigantes.



¿Y LA SAMBA?


Ciertamente la samba sigue siendo relevante en la escena musical brasileña y han surgido muchos artistas nuevos para no dejarla morir: Maria Rita, Teresa Cristina, Diogo Nogueira, Roberta Sá, Mart'nalia y Paula Lima son algunos de los nombres destacados.


Símbolo máximo de la música brasileña, la samba es el gran punto de entrada a nuestra cultura, con influencias de las principales etnias de nuestro país, donde se encuentran África, Europa y América. Ritmo esencialmente periférico, nacido en las afueras de Bahía y desarrollado en los cerros de Río de Janeiro, la samba es negra en su origen y está en nuestra sangre, mente y alma, donde la máxima sigue siendo cierta: "A quién no le gusta la samba, buen tipo no es, está mal de la cabeza o enfermo de los pies ".


LEER: Una historia comparada de la cumbia y la samba

Pero otros ritmos periféricos, uno paulista y otro carioca, reemplazaron la relevancia de la samba en la denuncia de las opresiones que sufren las poblaciones marginadas y también por su alcance. Estoy hablando del RAP y el FUNK.


RAP Y FUNK: LAS VOCES DE NUESTRAS PERIFERÍAS


No es difícil imaginar las adversidades y la violencia que continúan sufriendo los negros y los pueblos indígenas, en una nación fundada en la esclavitud del primer grupo y el genocidio del segundo. Estas crueldades se siguen practicando a diario contra estas poblaciones, aunque hoy tratan de encubrirlas con noticias falsas y narrativas sesgadas.


Fue en la periferia brasileña, en este caso en São Paulo y Río de Janeiro, donde surgieron el rap y el funk, hechos por la población marginada y no asistida para denunciar las atrocidades que sufren a manos del Estado y de la sociedad.


Cuando en 2018 la UNICAMP (Universidad Estadual de Campinas) publicó la lista de trabajos obligatorios para el examen de ingreso de 2020, muchos se sorprendieron. En la lista estaba escrito el nombre del álbum Sobrevivendo no Inferno, de uno de los grupos de rap más importantes de Brasil, Racionais MC's. Digo que muchos se asombraron porque al fin y al cabo, ¿qué hace un disco de rap entre las obras literarias? Sin embargo, cualquiera que estudie la sociedad brasileña sabe que esta inclusión tiene total sentido. El álbum de Racionais es una gran lección de historia, sociología y resistencia, exponiendo las venas abiertas de los callejones y pasadizos de las favelas de São Paulo. Quizás la verdadera sorpresa es que se trata de un registro en una lista tradicionalmente compuesta por libros.


Si Racionais Mc's sigue siendo un gran referente para muchos raperos y músicos brasileños, y Mano Brown es el ícono definitivo del género, llega otra generación con nuevas propuestas, también desafiantes, pero con un enfoque más inclusivo y fácil de asimilar para personas que no viven en el contexto de la perifería.


Cantante de rap brasileño con ropa blanca joyas y fondo africano
Emicida, rappero paulistano

Emicida es quizás el músico más destacado en la escena rapera de hoy. Paulistano de Jardim Cachoeira en la Zona Norte, comenzó a rimar en las batallas de MCs en la capital, actividad cultural que sigue manteniendo vivo el arte de rimar en la ciudad de São Paulo y otras partes de Brasil. Además de cantar sobre la realidad de los negros en las favelas de Sampa, Emicida es algo que me gusta llamar Chavo Conectivo, como se llamaba Paulo Freire a él mismo. Leandro (nombre registrado del cantante) no se limita a exponer las dificultades que él y los de su contexto sufren, cruzó estas fronteras e hizo canciones de amor como en la colaboración de Passarinhos con Vanessa da Mata, y también hizo alianzas con la drag queen Pabllo Vittar y la cantante trans Majur en su viceral AmarElo. Si bien el cristianismo ha sido históricamente una fuente de validación de la opresión que sufren los negros e indígenas, Emicida, en lugar de alejarse por completo de la narrativa cristiana, decidió dar voz al rostro periférico de Jesús en su alianza con el pastor Henrique Vieira. También cruzando el Atlántico en sentido contrario, junto a Rael, Emicida ha dado voz a un Portugal marginado cuando grabó la canción Ela junto a los raperos portugueses Capicua y Valete. Pero decidí dejar la participación que quizás sea la más emocionante por último. Leandro invitó a su propia madre, doña Jacira, para la canción Mãe. Una composición profundamente conmovedora sobre la vida de una mujer negra y periférica, y cuando un niño ve el símbolo ancestral y potente que representa esa dama, el efecto transformador que eso puede tener en su vida. Y así tenemos la suerte de contar con Emicida. Un cantante en constante transformación, construyendo puentes sólidos entre los marginados del mundo.


VER: Paulo Freire 100 Años: El Legado del Educador Brasileño

Otros raperos destacados son Criolo, Negra Li, Djonga, Drik Barbosa, Flora Matos, Tássia Reis, Baco Exú do Blues y Xamã. Sin embargo, aquí quiero destacar a dos menos conocidos pero que deberían tener sus banderas izadas en todo el país, hablo de los indígenas Owerá y Katú Mirim.


Indígena ameríndio nativo en la ciudad de Sao Paulo medio a carros y edificios
Owerá (Kunumi MC), rappero indígena

El primero es de la nación guaraní mbýa y tiene solamente 20 años. Digo solamente, pero para un joven que crece en una aldea indígena, en contacto constante con la sabiduría de los mayores, y que ha pasado por los ritos de iniciación que lo introducieron en la vida adulta, haber desarrollado la madurez a esa edad es cosa natural. Owerá (o Kunumi MC) dio su mensaje en la inauguración de la Copa Mundial de la FIFA 2014 cuando alzó una pancarta que decía '¡Demarcación Ya!', la bandera más importante entre las naciones indígenas, que está directamente ligada a la preservación de sus culturas y de la naturaleza. Cuando dijo que las banderas enarboladas por los pueblos indígenas deben ser izadas en todo el país, de eso estaba hablando, de la relevancia de estas luchas no solo para los pueblos del bosque, sino también para las personas que viven en la ciudad, y que desean vivir. seguir teniendo comida sana, aire limpio, agua cristalina y una rica flora y fauna.

Owerá fue entrevistado por Lázaro Ramos y también colaboró ​​con el también rapero Criolo. Nacido en el pueblo de Krukutú, en el extremo sur de la ciudad de São Paulo, el joven canta en portugués y guaraní y aborda temas de preservación de la naturaleza, opresión de los blancos y defensa de la cultura nativa.

Indígena brasileña rappera cantante con tatuajes y mohicano
Katú Mirim en la capa de ELLE

Otro indígena destacado en la escena del rap es Katú Mirim, quien creció en el interior de São Paulo y fue criada por una pareja no indígena. La cantante reconectó con sus orígenes y sacó a relucir su ascendencia del pueblo Boe Bororó de Mato Grosso, se empoderó y hoy compone sobre la ascendencia, sus vivencias, género y sexualidad. Katú es lesbiana y tiene una relación con otra mujer, lo cual ya es una gran deconstrucción en una sociedad que cree que no hay homosexualidad entre los indígenas. La rapera también participó en un video de la cantante Iza y estuvo en la portada de la revista ELLE. Septiembre de este año.


En cuanto a los géneros de rap y funk, ellos tienen dos cosas en común. Primero, ambos son extremadamente empoderadores. En segundo lugar, ambos sufren marginación. Si el primero tiene letras profundamente desafiantes y poéticas y el segundo habla de romper patrones y de libertad sexual, nos enseñando a experimentar nuestros cuerpos a través de la danza, y ambos sufren exclusión, solo hay una explicación para la marginación: el prejuicio. ¿Recuerdan esas letras funk?: 'Es sonido de negros, de favelados, pero cuando suena nadie se queda parado'. Eso es exactamente lo que pasa, la cultura hecha por la población negra no solo está marginada en Brasil. Lo mismo sucedió con el reggae, jazz, hip-hop, tango, cumbia, salsa y muchos otros. Aun así, estos ritmos continúan dominando las listas de éxitos mundiales, como es el caso del funk carioca. La creatividad de los negros no tiene límites y el ritmo envolvente del funk hace que cualquiera desee mover sus caderas.


Ludmilla rompió varios récords y se convirtió en la primera cantante latinoamericana negra en alcanzar los mil millones de reproducciones en Spotify. Nacido en Río de Janeiro, la meca del funk, el cantante continúa bailando rock en todo Brasil. En su icónico video para Rainha da Favela, grabado en Favela da Rocinha, Ludmilla se reconoce como una de las reinas, al invitar a otros grandes nombres del género a participar en el video, entre ellos Tati Quebra Barraco, MC Kátia, Mc Carol de Niterói. y Valesca Popozuda.


Cantantes de funk sentadas delante un festín con las montañas de Río de Janeiro al fondo
Ludmilla y las funkeras MC Carol de Niterói, Tati Quebra Barraco, Valesca Popozuda y MC Kátia

Anitta es otra cantante destacada que viaja por diferentes géneros musicales y ha tenido éxito principalmente en Brasil, Colombia y Estados Unidos, alcanzando una gran proyección internacional. La cantante ha colaborado con numerosos artistas tanto dentro como fuera del territorio nacional, cantando en portugués y envidiable español e inglés. Entre sus alianzas se encuentran Silva, Caetano Veloso, la propia Ludmilla, Pabllo Vittar, Becky G, Maluma, J Balvin, Snoppy Dogg y Major Lazer. Anitta definitivamente conquistó su lugar en el escenario mundial cuando fue invitada a tocar en los VMA su canción Girl From Rio, que muestra el verdadero rostro de la mujer de Río.


Con la aparición del sello KondZilla Records en 2017, de la mano y mente de Konrad Dantas, un director nacido en Guarujá conocido como Monstro dos Clipes, la relevancia del funk cambiaría por completo en internet. Con videos musicales de producción sofisticada, el sello hizo posible el surgimiento de nombres previamente desconocidos en la escena funk, como MC Kevinho, MC Lan, Kekel, Jottapê, MC Livinho, Lexa, MC Mirella y por supuesto MC Fioti, con su éxito internacional. Bumbum Tantan, que fue utilizado por el Departamento de Salud de São Paulo para la campaña de vacunación contra el Coronavirus.


Hombre con ropa negra y barba perilla con fondo de YouTube
Konrad Dantas, fundador de la Kondzilla Records

También fue la primera vez que el funk ganó tanto protagonismo en el campo audiovisual cuando se invitó a Kondzilla a producir una serie sobre funk en Netflix. La serie Sintonía estrenó su segunda temporada este año y es una lectura muy interesante sobre el sueño de los jóvenes de convertirse en MCs y poder ayudar a su familia y a sus seres queridos.


El funk es sin duda el principal género musical en número y alcance. Es nuestro principal producto musical de exportación, con enormes posibilidades de ser un éxito comercial en varios países, tal como lo han hecho el reguetón y el kpop.


¿QUÉ ES LA NUEVA MPB FINALMENTE?


Este artículo es demasiado breve y resumido para ensalzar la riqueza real de MPB, pero al mismo tiempo demostró ser profundamente diverso en color, ritmo, género, clase y cosmovisión, dejando una cosa clara, la MPB es demasiado compleja para ser colocada en un caja de voz y guitarra, aunque este aspecto también es fuerte y está presente en el panorama musical actual. La MPB es popular y brasileña, por lo tanto es rica, diversa, inclusiva y continuará expandiéndose a nuevos horizontes. Y eso es lo que la hace esencialmente brasileña.